Desde el 4 de Enero al 13 un grupo de 30 estudiantes del Colegio Pablo Apóstol – La Florida, de edades desde 13 años a 19 años respondieron a la invitación del hermano Julio para realizar misiones por tres años en la Isla de Quehui, específicamente la comunidad de Peldehue, en la Capilla Del Rosario, Diócesis de Ancud.

Estos jóvenes fueron acompañados por su Capellán Padre Claudio Martínez Felmer, seminarista Joaquín Lobos ambos de la comunidad de los padres de Schoenstatt, junto a su profesora de religión y moral Católica Daniela Lamig de las Cruzadas de Santa María. También el grupo de tres misioneros de la misericordia junto a la hermana Paula Díaz.

La experiencia fue maravillosa, de mucha entrega y austeridad, días de lluvia intensa y frío pero nada de eso fue superior al espíritu misionero cargado de alegría que estos jóvenes misioneros entregaron a casa familia que nos recibió con mucho cariño.

Vivimos la misión puerta a puerta, rezando compartiendo la Palabra, bendiciendo casas, animales, campos, la liturgia, oraciones y misa, también participamos de un partido de fútbol con la selección de Peldehue, compartimos desde la preparación del curanto, para muchos de los jóvenes el primero, bajo el sonido de la cueca y lo propio de la isla. Además un día de jornada de formación y reflexión para los niños y jóvenes de las tres comunidades; Peldehue, Los Ángeles y San Miguel.

Fueron 18 horas de viaje desde Santiago pero en con corazón disponible a lo que el Señor nos quería regalar estos días, poner Cristo en el centro bajo el lema: “joven levántate, renuévate en la fe” teniendo un fuerte compromiso con la Iglesia y con amor a la Virgen María nos regresamos a Santiago con la esperanza de regresar y acompañar los próximos eneros 2020 – 2021. Gracias a la ficala Eulalia y cada miembro de la comunidad que nos recibió con tanto cariño.

Daniela Lamig Pardo, misionera