ssss

Comunidad San Pedro de Ancud celebró con júbilo a Nuestra Señora de la Candelaria

María nos trajo la luz en la Persona de su Hijo Jesús, eso es motivo de alegría y acción de gracias, con este espíritu se celebró en Ancud a Nuestra Señora de la Candelaria.

Después de una larga preparación, con la peregrinación de la Virgen por los hogares durante 20 días, luego la novena y la Misa de Vísperas, la comunidad de San Pedro, Parroquia El Sagrario, celebró la fiesta a la Madre Candelaria, el pasado 02 de Febrero. Durante esta jornada, con mucha alegría, devoción, amor y gratitud los fieles se congregaron durante todo el día en torno a Nuestra Sra. de la Candelaria con diferentes actos de la religiosidad popular: procesión con pasacalles, bailes folclóricos en honor a la Virgen, tanto en el muelle de Ancud, como en el frontis de la Capilla, además los pescadores se encargaron de la colorida procesión en bote por río Pudeto.

La Eucaristía fue presidida por nuestro párroco padre Alex Gallardo Quelin, quien expresó “en un contexto de devoción y fe se celebró la tradicional Fiesta de Candelaria, en el caso de la Parroquia El Sagrario, se celebró en 4 comunidades: Tantauco, Catrumán, Cocotué y S. Pedro (Pudeto Alto); con una buena participación de los fieles.”

Para la Sra. Ruth Hueicha, ministra de la Eucaristía,  “hubo mucha concurrencia de fieles, que con devoción se acercaron durante todo el día, a orar, prender una vela, pagar mandas, todos dando gracias al Señor a través de su Madre, también en el día anterior después de la Misa se hizo la procesión hacia el cementerio dónde se rezó por nuestros difuntos, recordando de que la Virgen nos trae la luz que es Jesucristo, y con Él la resurrección.”

ssss

Bajo el lema: “Joven levántate, renuévate en la fe”, se realizó la misión en la Isla Quehui

Desde el 4 de Enero al 13 un grupo de 30 estudiantes del Colegio Pablo Apóstol – La Florida, de edades desde 13 años a 19 años respondieron a la invitación del hermano Julio para realizar misiones por tres años en la Isla de Quehui, específicamente la comunidad de Peldehue, en la Capilla Del Rosario, Diócesis de Ancud.

Estos jóvenes fueron acompañados por su Capellán Padre Claudio Martínez Felmer, seminarista Joaquín Lobos ambos de la comunidad de los padres de Schoenstatt, junto a su profesora de religión y moral Católica Daniela Lamig de las Cruzadas de Santa María. También el grupo de tres misioneros de la misericordia junto a la hermana Paula Díaz.

La experiencia fue maravillosa, de mucha entrega y austeridad, días de lluvia intensa y frío pero nada de eso fue superior al espíritu misionero cargado de alegría que estos jóvenes misioneros entregaron a casa familia que nos recibió con mucho cariño.

Vivimos la misión puerta a puerta, rezando compartiendo la Palabra, bendiciendo casas, animales, campos, la liturgia, oraciones y misa, también participamos de un partido de fútbol con la selección de Peldehue, compartimos desde la preparación del curanto, para muchos de los jóvenes el primero, bajo el sonido de la cueca y lo propio de la isla. Además un día de jornada de formación y reflexión para los niños y jóvenes de las tres comunidades; Peldehue, Los Ángeles y San Miguel.

Fueron 18 horas de viaje desde Santiago pero en con corazón disponible a lo que el Señor nos quería regalar estos días, poner Cristo en el centro bajo el lema: “joven levántate, renuévate en la fe” teniendo un fuerte compromiso con la Iglesia y con amor a la Virgen María nos regresamos a Santiago con la esperanza de regresar y acompañar los próximos eneros 2020 – 2021. Gracias a la ficala Eulalia y cada miembro de la comunidad que nos recibió con tanto cariño.

Daniela Lamig Pardo, misionera

ssss

Experiencia de misión de nuestros seminaristas, junto a los jesuitas, en las Islas Desertores

En este mes de Enero, marcado por las diferentes misiones que se realizan en nuestra Diócesis de Ancud, estuvo una en especial por la distancia que significa para llegar a las Islas Desertores. Allí participaron nuestros seminaristas junto al grupo de misioneros jesuitas desde el 21 al 29 de Enero.

El seminarista Neftalí Bahamonde nos cuenta un poco de cómo fue para él vivir esta experiencia:

Estas misiones están coordinadas por los sacerdotes jesuitas, Víctor Gacitua sj y las cuadrillas la conforman estudiantes de sus distintos colegios a lo largo del país (Santiago, Concepción, Osorno, Puerto Montt) quienes participan de las Comunidades de Vida Cristiana CVX. Este año participaron 149 jóvenes, distribuidos en 18 cuadrillas, abarcando 18 comunidades. Cinco fueron los sacerdotes jesuitas asignados.

A mí me enviaron por tercer año a la Isla de Talcan, grupo de las Islas Desertores. En tanto a Marco, colega seminarista, lo enviaron por segundo año a la Isla de Meulin. A ambos con el servicio de capellán, que consiste en llevar la pauta de oración diaria para el grupo, como así también estar atento a lo que nos señale, en mi caso la Fiscala, en cuanto si hay enfermos que visitar, personas que necesiten sacramentos. Además de coordinar lo que se va a realizar en la misión.

Da para mucho estás misiones para reflexionar. Me ha servido en lo personal para conocer mi propia tierra, su gente, la realidad que viven en todas sus dimensiones. En el caso Talcan, ya hay de por sí un aislamiento geográfico, que para ellos significa sólo tener lancha una vez a la semana y si el clima lo permite. También se presenta la situación de tierras, aunque desde el año 2000 se “regularizó” su situación de títulos de dominio (5 a 6 hectáreas), es un tema candente respecto a que “la Isla tiene dueño”, lo cual genera mucha molestia e impotencia. Se ven marginados de la propia Municipalidad, del Estado en general, ni siquiera cuentan con un muelle, ni un camino público. Aún cuando hay servicio eléctrico, posta y escuela. Respecto a la Iglesia el panorama no es mejor, el hecho de que llegue una vez al año sacerdote además de esta semana de misiones, es menos que poco para el anhelo de aquellas personas.

En medio de esta situación es cuando uno se admira de su perseverancia contra tanta adversidad, un testimonio de fe vivo, no sólo abren la puerta de su hogar, que ya es mucho, sino que comparten sus alegrías y dolores. Son capaces de reconocer la presencia de Dios en todo ello. Por supuesto tienen sus conflictos, y aún así no se les empaña la alegría de compartir la Vida. Esa comunidad me ha ayudado a crecer como persona y cristiano, han sido una bendición y me han hecho conocer más quien es Dios. Si Santo Tomás habló de las cinco vías, para mi esa comunidad ha sido una vía para el conocimiento y amor de Dios.

 Neftalí Bahamonde Aguilar, seminarista Diócesis de Ancud

ssss

Jóvenes universitarios realizaron misiones en la Comunidad de Huillinco

La pastoral de la Universidad Católica de la Santísima Concepción conformada por jóvenes universitarios quienes con el lema “Con Cristo seamos artesanos de paz ,alegría y esperanza” misionaron en nuestra Diócesis desde el 3 de Enero hasta el 13 en la comunidad de Huillinco, Chonchi.

La misión se desarrolló en dos partes: Misión interna donde se prepararon los misioneros con diferentes temas a través de actividades formativas y reflexivas así preparando el corazón a través de la oración en la sencillez de la amistad y fraternidad entre nuestros hermanos misioneros. A su vez la misión externa consistió en el “puerta a puerta”, donde diferentes comunidades conformadas por 5 jóvenes aproximadamente salen y recorren la comunidad visitando los hogares de las familias del alrededor con el fin de conocer las diferentes realidades y necesidades para poder ayudar o acompañar con la oración y el testimonios de fe.

Durante la semana se realizaron diferentes actividades que se desarrollaban durante la tarde, como el taller de niños que se llevaba a cabo en las dependencias del colegio de Huillinco donde se compartía con los niños de la comunidad a través de diferentes actividades; taller para adultos mayores que se realizaba en la Capilla de Huillinco donde se conversaban diferentes temas de contingencia o interés; taller Simón de Cirene el cual objetivaba la visita a los enfermos en compañía del Padre Víctor Álvarez (Director de la Pastoral UCSC) quién misionó junto a los jóvenes y el taller de proyectos, el cual fue dedicado, durante toda la semana, a pintar la gruta de la Virgen, la que se encuentra arriba de la Capilla.

También se destaca la actividad de “La virgen peregrina” donde la imagen recorrió cada día un hogar diferente donde alguna familia la acogió en oración durante una noche hasta el otro día. Finalmente se realizó durante toda la semana misa a las 19hrs en la Capilla donde se invitó a la comunidad de Huillinco a participar junto al grupo de jóvenes misioneros.

ssss

¡Viva a la Madre de Jesús! Llao llao celebró la fiesta a Nuestra Señora de Lourdes

La Comunidad de Llao Llao, en Castro, celebró a su patrona Nuestra Señora de Lourdes, en un día muy significativo para ellos, el día que la imagen llegó a esta Capilla.

El pasado 24 de Enero, se celebró en la Capilla de Llao Llao, perteneciente a la Parroquia Apóstol Santiago de Castro, la fiesta patronal en honor a la Madre de Jesús y madre nuestra, en la advocación de Nuestra Señora de Lourdes. Esta Capilla estaba dedicada a San Francisco de Asís en un principio, pero la gran devoción de la gente hacia la Virgen de Lourdes la hizo su patrona y así cada año se celebra su fiesta en la fecha que esta imagen llegó al sector, a fines del siglo XIX.

Este año llegaron a celebrarla aproximadamente 250 devotos, provenientes de Canaan, Chonchi, Nahuiltad, Pid Pid, Rauco, Castro, Putemun ente otras localidades. La Eucaristía este día fue presidida por Fr. Julio Campos, párroco. Nuestra Madre María, tiene un único deseo, que nosotros nos encontremos con su Hijo y hagamos Su santa voluntad, siendo así personas felices.

ssss

Jesús de la Buena Esperanza, tráenos la alegría de la salvación

En la pequeña comunidad de Putemun, Parroquia Apóstol Santiago de Castro,  se vivió la fiesta a Jesús de la Buena Esperanza, una celebración tradicional de más de un siglos.

Centenas de personas llegaron a la localidad de Putemun para celebrar a nuestro Rey, en la figura de Jesús de la Buena Esperanza, imagen que llegó a esta Capilla por el siglo XIX, cómo a fines del 1800 aproximadamente, y desde allí se realiza cada año una masiva fiesta religiosa. La celebración, que fue el 06 de Enero, día de la Epifanía del Señor, reunió cerca de mil personas, que llegaron de diferentes lugares para agradecer, pedir, “pagar mandas”, todo en un clima de mucha fe y devoción.

La Eucaristía fue presidida por Fr. Julio Campos, párroco, quien expresó “celebramos con profunda alegría a Jesús, el Señor de la Buena Esperanza, la liturgia de la Epifanía nos recuerda que Él es la luz de las naciones y salvador del hombre, motivo por el cual es nuestra esperanza de vida y salvación.” Luego de la Misa se realizó la tradicional procesión.