Un hermoso y bendecido fin de semana vivieron los jóvenes de la Comunidad Nuestra Señora de Guadalupe de Ancud, dónde llegaron los misioneros desde Santiago para una jornada de reflexión y oración.

El pasado sábado 29 de Julio los jóvenes de la Comunidad Nuestra Señora de Guadalupe, perteneciente a la Parroquia El Sagrario, vivieron una jornada de reflexión y de aprender más acerca de la palabra de Dios y lo que Él  quiere de sus hijos para construir un mundo mejor. Todo esto gracias a la venida de un grupo de jóvenes misioneros de la Encarnación (que está ligado a la Congregación de las hermanas Ursulinas de Jesús) de Pudahuel Sur, quienes entregaron su amor a Dios hacia los jóvenes Guadalupanos.

La actividad se enmarca dentro de una misión que dura tres años, siendo esa la segunda experiencia en vacaciones de invierno, dónde los jóvenes de Santiago se reunieron a compartir con la comunidad local la palabra de Dios, oración, cantos, dinámicas y la gran alegría de seguir a Jesucristo. El encuentro finalizó el domingo 30 con una celebración litúrgica animada por el diácono Nibaldo Quezada.

Diego Quilahuilque Ruiz, encargado grupo de jóvenes Comunidad “Nuestra Señora de Guadalupe”