En la casa Betania de Osorno el clero de la Diócesis de Ancud con espíritu de oración y comunión se reunió para su retiro anual.

Entre los días 06 al 10 de Marzo, el clero diocesano se reunió para su tradicional retiro en la ciudad de Osorno, donde participaron quince sacerdotes junto al Padre Obispo Juan María Agurto, guiados este año por el sacerdote jesuita Juan Valdés. El tema central fue sobre la oración y la escucha del Señor a partir del método Ignaciano.

El Vicario de Pastoral Padre Alex Gallardo expresó sobre el retiro que “fue una instancia para acercarnos más al Señor, para renovar el llamado y volver fortalecidos para iniciar este año pastoral”, además agregó que fue “un grato momento que tenemos los sacerdotes para poder encontrarnos con Cristo a través de nuestra oración, nuestro silencio, la reflexión y por supuesto fortaleciendo nuestra vida espiritual”.

El sacerdote explicó también que el método Ignaciano consiste primero en revisarse uno mismo, interiorizarse, descubrir las propias limitaciones, luego descubrir los actos de agradecimiento por los cuales agradecer a Dios, cómo también descubrir nuestra cruz y así cada día del retiro se fue desarrollando con esas temáticas.